daisa girls

¿Sabes por qué los abrazos son tan importantes para tu hijo? Para nuestros hijos somos sus personas de referencia, su refugio, por tanto los abrazos es una de las muestras de afecto más poderosas que podemos hacerles.

Puede parecer un consejo obvio, pero es muy importante para su salud emocional: recuerda abrazar a tu hijo cada día porque los abrazos en los niños tienen más beneficios de los que crees. A continuación te contaremos algunos de estos:

abrazos-daisa-girls-2
APORTAN SEGURIDAD Y PROTECCIÓN

Los abrazos tienen el increíble poder de calmar 2 al tranquilizar a nuestros hijos cuando se han golpeado o se sienten angustiados por cualquier motivo. Los abrazos los protegen.

Los niños necesitan constantemente de los abrazos, las caricias y los besos para reafirmarse emocionalmente. Un niño que se siente querido, recibe afecto, es abrazado y acariciado crecerá más sano, más seguro de sí mismo y por ende, más feliz.

REFUERZAN LA AUTOESTIMA DE LOS NIÑOS

Abrazar es una forma de decir «te quiero», «te tengo en cuenta», «me importas», y aunque también es necesario que se lo digamos todos los días a nuestros hijos, los abrazos ayudan a reforzar ese sentimiento y a mejorar su autoestima.

Es como una inyección de energía y de amor. Consiguen que el niño que lo recibe gane en confianza en sí mismo

SE LIBERA OXITOCINA

Al recibir un abrazo, el organismo libera oxitocina, una hormona conocida como «la hormona del amor», que genera una profunda sensación de bienestar.

Los abrazos son saludables. Uno de sus efectos es el aumento del nivel de oxitocina, que ayuda fortalecer los sistemas inmunológicos. Disminuye, además, los niveles plasmáticos de hormonas tiroideas que hacen que las heridas se curen más rápido.

AUMENTAR EL BIENESTAR Y LA FELICIDAD

Al abrazar a una persona se genera serotonina y dopamina, dos neurotransmisores que producen una agradable sensación de bienestar, armonía y plenitud en el momento del abrazo. Los abrazos refuerzan el optimismo y aumentan la autoestima. La poderosa oxitocina hace que un niño se sienta amado y nosotros sintamos recíprocamente ese mismo amor.

REDUCEN LA ANSIEDAD Y EL ESTRÉS

Los abrazos contribuyendo a liberar las tensiones y a reducir la ansiedad y el estrés. Esto se debe a que los niveles de cortisol, la hormona que controla el estrés, se reducen cuando hay un contacto físico cariñoso por parte de otra persona.

LOS ABRAZOS AYUDAN A CRECER A LOS NIÑOS

Cuando los niños se ven privados del contacto físico, sus cuerpos dejan de crecer de la misma manera a pesar de la ingesta normal de nutrientes. Esta deficiencia de crecimiento puede mejorarse cuando se brindan cuidados y abrazos, ya que desencadena la liberación de la conocida como hormona del amor, la oxitocina.

Uno de los efectos importantes de la oxitocina en nuestros cuerpos es la estimulación del crecimiento. De hecho, los estudios demuestran que los abrazos pueden aumentar instantáneamente el nivel de esta hormona. Cuando aumenta la oxitocina, también aumentan varias hormonas de crecimiento, como el factor de crecimiento tipo I (IGF-1) y el factor de crecimiento nervioso (NGF), similares a la insulina.

Los abrazos ayudan a vincularte con los niños

Los abrazos aumentan la confianza, reducen el miedo y mejoran las relaciones entre padres e hijos. Abrazar promueve el apego seguro y mejora la unión entre la familia. Nos ayudan a conectar con nuestros hijos más allá de las palabras favoreciendo la comunicación afectiva.

¿No sientes que estás más cerca de tus hijos después de un abrazo?

siéntete libre de dejar tu comentario aquí abajo

0/5 (0 Reviews)
Deja una respuesta

Shopping cart

0

No hay productos en el carrito.

X

¡Suscríbete!

Recibirás ofertas y contenidos exclusivos